La última ficha.

 

Y como si de unas fichas de domino se tratara, una detrás de otra van cayendo sin inercia propia, sin voluntad, solo empujadas por la experiencia anterior vivida, sin saber como ni donde comenzara a fraguarse la próxima ficha para después irremediablemente volver a caer, en esta carrera sin meta en la que se esta convirtiendo nuestra vida. Termino con ello nuestra etapa en All i Oli Cartagena de Indias, felices y orgullosos de lo conseguido durante este duro año de existencia, ahora queda que quienes quedan con el relevo estén a la altura de lo que ello supone y traten como propio el esfuerzo realizado. Suerte All i Oli.

 

Print Friendly

comentarios

comentarios

This entry was posted in Varios.

Deja un comentario